sábado, 20 de junio de 2009

q.e.p.d


martes, 17 de febrero del 2009 a las 23:37

No hubo manera, miles de voces pronunciaron oraciones desde poemas de mil poetas sueltos,
seleccionadas todas las canciones que hablan del sol la luna y el viento fueron escuchadas a conciencia,
todas las telenovelas vistas sin importar la procedencia y así Magdalenas lloraron por sus hèroes de guerra, príncipes azules se enamoraron de sirvientas y hasta dos hombres fueron felices en un canal de series.
Libros enteros ocuparon las noches de mis ojos, cruzando el hades al lado de Dante, sintiendo los celos de Otelo llorando el puñal de Julieta , rompiendo el retrato de Dorian Gray.
Sin embargo no se pudo, primero se enfermò la confianza, no se halló su parte en el cuerpo por lo cual no hubo manera de operar, luego fue la esperanza, se procedió entonces a aumentar la dosis de sueños y recomendar calma, aún así se apagó una tarde despuès de entender lo vano de esperar lo que no existe, finalmente un aneurisma comenzó a borrar los recuerdos y entonces se escaparon las palabras que guardaban promesas en su encierro, acudió la enfermera de la duda silenciando cada pensamiento con su dedo índice de foto, aún así en terapia y casi muerto murmuraba mi corazón su nombre.
No hubo manera, despuès de luchar contra la razón, escudando su dignidad y cordura se durmió la pasión abrazada al olvido y se murió mi amor sin haber nacido.
El epitafio solo destacó "Murió el amor por falta de respeto".

3 comentarios:

  1. Hermoso, emotivo y creativo texto que habla del fin del amor.

    Muy bueno!

    ResponderEliminar
  2. Martín esto ciniendo de usted es wowwwwwwwwwwww!!! gracias!!!

    ResponderEliminar